Saltar al contenido
Think Tecno

¿Por qué mi Xbox sigue apagándose? (23 arreglos)

Un problema que frustra a muchos usuarios de Xbox es que, a veces, la consola puede comenzar a apagarse por sí sola. Esto podría suceder mientras juega o justo después de encender la consola.

En la mayoría de los casos, es causado por diferentes aspectos de la fuente de alimentación y la ventilación de la consola. Pero en algunos otros casos, es una indicación de una falla de hardware que puede requerir algunas reparaciones.

Hemos investigado todas las razones conocidas por las que su consola Xbox sigue apagándose y sus posibles soluciones. Siga leyendo para ver cómo puede resolver este problema en pasos claros y simples.

¿Por qué mi Xbox sigue apagándose?

1. La consola está demasiado caliente

Si su Xbox se apaga repentinamente mientras está jugando, es posible que la consola se haya calentado demasiado. Cuando la consola Xbox está demasiado caliente, se apaga sola como medida de seguridad para evitar daños graves al dispositivo. Entonces, no hay nada de qué preocuparse.

Causa: problemas de ventilación externa

Si su consola Xbox no tiene la ventilación adecuada, su Xbox puede sobrecalentarse y apagarse por sí sola.

Solución: espere a que Xbox se enfríe

El primer paso que debe tomar cuando su consola Xbox se sobrecalienta y se apaga es dejarla reposar durante 1 hora completa. Esto le dará a todos los componentes internos de la consola tiempo suficiente para enfriarse y volver a funcionar en buenas condiciones. Después de esperar una hora, asegúrese de que se cumplan todas las condiciones enumeradas en la siguiente solución antes de volver a encender la consola.

Solución 2: garantizar una ventilación adecuada

  • Asegúrese de que las rejillas de ventilación (rejilla de escape y paneles laterales) de la consola estén libres de telarañas, polvo u otros materiales que puedan bloquearlo.
  • Asegúrese de que no haya ningún dispositivo encima, dentro o debajo de la consola Xbox
  • Asegúrate de que ningún dispositivo que emita calor esté cerca de la consola Xbox
  • No coloque su consola Xbox bajo la luz solar directa
  • Asegúrese de que su área de juego permita una ventilación adecuada para que el aire caliente emitido por la consola se disipe adecuadamente
  • No coloque su consola Xbox sobre superficies blandas como alfombras, sofás, camas. Es mejor colocarlo sobre una superficie fresca, dura y estable.

Causa 2: mal funcionamiento del componente de enfriamiento interno

Su consola Xbox viene con un sistema de enfriamiento interno integrado que ayuda a garantizar que pueda disfrutar de su Xbox durante mucho tiempo sin sobrecalentarse. El sistema de refrigeración interno incluye la pasta térmica y el ventilador.

La pasta térmica enfría el procesador durante el uso mientras que el ventilador enfría toda la consola. Si alguna de estas partes funciona mal, la consola o el procesador se sobrecalentarán y harán que su Xbox se apague.

Arreglar – Cambiar pasta térmica

Si ha usado su Xbox durante 2 a 3 años, entonces debe cambiar la pasta térmica. Cuando la pasta térmica ya no cubra la CPU correctamente o cuando comience a salirse del procesador, la placa se sobrecalentará y la Xbox se apagará por sí sola.

Solución 2: asegúrese de que el ventilador funcione

Asegúrese de que el ventilador esté funcionando y girando a toda velocidad. Si nota un ruido inusualmente alto en el ventilador, llévelo a un técnico para que lo revise. A veces, puede deberse a que la consola se ha calentado demasiado. Pero, otras veces, también puede ser que el ventilador esté desarrollando una falla.

Solución 3: no use Xbox durante demasiado tiempo, todo el tiempo

Aunque la consola tiene un sistema de enfriamiento efectivo, no es una buena práctica usar Xbox durante períodos prolongados con demasiada frecuencia. El uso de Xbox durante períodos prolongados a la vez desgasta la pasta térmica rápidamente, lo que a su vez provocaría el sobrecalentamiento de la consola.

2. La fuente de alimentación está defectuosa o disparada

Otra razón por la que su Xbox puede apagarse por sí sola es que la fuente de alimentación está defectuosa o se ha desconectado temporalmente. Esto sucede cuando la fuente de alimentación es inadecuada para la consola, o el circuito de alimentación de la Xbox sufre una falla, o el tomacorriente de pared está defectuoso, o cualquier otro problema relacionado con la alimentación.

Antes de realizar cualquiera de los pasos a continuación, asegúrese de que el cable de alimentación esté enchufado correctamente en el puerto de alimentación de la consola y en el tomacorriente de pared.

Arreglo 1 – Ciclo de energía

Cuando su Xbox se apague, verifique la luz indicadora de encendido. Si es blanco o naranja constante, entonces sabe que la alimentación de la fuente de alimentación puede no ser el problema. Más bien, es el circuito de alimentación interno el que falla. Si la luz parpadea o no hay ninguna luz, probablemente haya un problema con la placa base o la fuente de alimentación.

En cualquier caso, primero debe intentar desenchufar la Xbox del enchufe, esperar unos 30 minutos y luego volver a enchufarla.

Solución 2: use otro tomacorriente de pared

Si realiza el ciclo de encendido anterior y el problema persiste, es probable que el enchufe que está utilizando esté defectuoso. En ese caso, debe intentar enchufar la Xbox en otro enchufe de pared y ver si se resuelve el problema de alimentación.

Solución 3: quitar la extensión o el protector contra sobretensiones

Si está utilizando una extensión, es posible que la extensión esté defectuosa. Es posible que no esté suministrando energía en absoluto o que esté suministrando un voltaje inadecuado para encender su Xbox.

Además, los protectores contra sobretensiones podrían afectar la calidad de la fuente de alimentación de su Xbox. Los cables de alimentación originales de Xbox tienen un protector contra sobretensiones incorporado de todos modos, por lo que es mejor seguir las recomendaciones de Microsoft.

La mejor manera de usar Xbox según lo recomendado por Microsoft es enchufarlo directamente a una toma de pared de CA que se confirme que funciona bien.

3. Controladores defectuosos

La consola Xbox y el controlador están muy integrados para brindar una experiencia flexible en su Xbox.

Puede usar el botón Xbox para encender la consola del mismo modo que puede usar el botón de encendido de la consola para hacer lo mismo. Esta integración significa que cuando hay un problema con la función de encendido del controlador, puede hacer que la consola se apague sola.

Arreglar: cambiar la batería o reparar el controlador

La mejor manera de saber si el controlador es la fuente del problema es, cuando su Xbox se apaga por sí solo, presione el botón Xbox en el controlador para volver a encenderlo.

Si no enciende, presione el botón de encendido en la consola para encenderla. Si la consola se enciende, entonces está seguro de que el controlador es el problema.

En ese caso, primero debe cambiar o cargar las baterías según el tipo que esté utilizando. Si eso no resuelve el problema, puede llevar el controlador a un reparador para que solucione el problema de energía por usted.

4. Función de apagado automático activada

La función de apagado automático en Xbox le permite apagarse después de un período prolongado de inactividad. Esta función se activa por defecto ante un determinado periodo de tiempo de inactividad, normalmente 1 hora. Si su Xbox se apaga sola, es posible que haya estado inactiva durante este tiempo.

Sin embargo, hay ocasiones en las que una falla en el sistema Xbox puede hacer que se active el apagado automático incluso cuando estás usando la consola activamente.

Arreglar: desactivar el apagado automático

Siga estos pasos para desactivar el apagado automático en su Xbox:

1. Encienda la consola.

2. Presione el botón Xbox en su controlador para abrir la guía.

3. Seleccione Perfil y sistema

4. Seleccione Configuración

5. Seleccione General

6. Seleccione el modo de energía y el inicio

7. En Opciones, seleccione Apagar después de

8. Seleccione No apagar automáticamente

5. Problemas persistentes de almacenamiento o caché

Al igual que cualquier otro dispositivo inteligente, Xbox One tiene una memoria caché. También tiene una memoria caché especial llamada Almacenamiento Persistente.

LEER
Cómo ver quién canjeó la tarjeta de regalo de Amazon

El almacenamiento persistente en Xbox es un caché a largo plazo para almacenar datos que no están relacionados con juegos guardados, como repeticiones y grabaciones personalizadas de juegos. El almacenamiento persistente no es como el caché normal porque no almacena ningún dato necesario para ejecutar un juego.

Sin embargo, hay ocasiones en las que este almacenamiento persistente puede llenarse con demasiados datos o corromperse, lo que hace que su Xbox no funcione correctamente, incluso que se apague sola.

También provoca otros como el retraso y la falta de respuesta. Lo mismo ocurre con la memoria caché general.

Arreglar: borrar caché y almacenamiento persistente

Hay dos pasos para borrar totalmente el caché y el almacenamiento persistente en su Xbox. Tenga en cuenta que se deben completar ambos pasos para borrar completamente la memoria llena o corrupta en su Xbox;

Paso uno

1. Presione el botón Inicio en el controlador de Xbox para abrir el menú

2. Seleccione Configuración

3. Seleccione Dispositivos y Conexiones

4. Seleccione Blu-ray

5. Presione A para borrar el almacenamiento persistente

O

1. Presione el botón Inicio en el controlador de Xbox para abrir el menú

2. Seleccione Configuración

3. Seleccione Disco y Blu-ray

4. Selecciona Persistente almacenamiento.

5. Luego borre el almacenamiento persistente

Segundo paso

1. Apague su Xbox y desconéctela de la fuente de alimentación

2. Mantenga presionado el botón de encendido en la consola Xbox durante 10 segundos. Luego repite 3 veces más

3. Vuelva a enchufar el cable de alimentación

4. Espere un minuto completo, luego presione el botón de encendido para encender su Xbox

6. Función de encendido instantáneo

La función de encendido instantáneo en Xbox es como una combinación de suspensión e hibernación en su PC. Cuando activa esta función, su Xbox nunca se apaga por completo cuando la apaga.

En su lugar, entra en un estado de muy bajo consumo de energía para que el tiempo de arranque se reduzca cuando lo vuelva a encender. El encendido instantáneo también le permite activar su Xbox con su voz si la función está disponible en su serie Xbox.

Sin embargo, hay momentos en que una falla en la función puede hacer que su Xbox se apague por sí sola, poniéndola constantemente en ese estado de bajo consumo.

Arreglar: desactivar el encendido instantáneo

Para eliminar este problema, debe desactivar la función de encendido instantáneo. El único inconveniente es que ahora su Xbox tardará más en arrancar por completo cuando la encienda.

Para desactivar el encendido instantáneo:

1. Encienda la consola.

2. Presione el botón Xbox en su controlador para abrir la guía.

3. Seleccione Perfil y sistema

4. Seleccione Configuración

5. Seleccione General

6. Seleccione el modo de energía y el inicio

7. Haga clic en el menú desplegable Modo de energía y seleccione Ahorro de energía

7. Puertos y cable de alimentación defectuosos

Otra causa común de que su Xbox se apague sola es que el cable de alimentación de su Xbox puede estar dañado o el puerto de alimentación puede estar defectuoso. Al solucionar este problema, debe adoptar un método de eliminación paso a paso para aislar la fuente de la falla.

Solución: desconecte y vuelva a conectar todos los cables

Este es el primer paso a seguir para asegurarse de que la falla no se deba a una conexión parcial en ningún extremo de la fuente de alimentación.

1. Retire el cable HDMI de su Xbox

2. Retire el cable de alimentación de su Xbox

3. Retire el enchufe de la fuente de alimentación.

4. Vuelva a colocar los cables con cuidado y firmeza en el orden en que los retiró.

Luego verifica si tu Xbox aún se apaga sola. Si es así, vaya al paso dos.

Solución 2: limpie el polvo del puerto y el cable de alimentación

Puede ser que haya sustancias en el puerto de alimentación o en el cable de alimentación que impidan el libre flujo de electricidad a su Xbox.

1. Sople aire comprimido en el puerto de alimentación de su consola Xbox

2. Use un paño pequeño, limpio y húmedo para limpiar alrededor de los pines de alimentación.

3. Además, sople aire comprimido en el extremo del cable que se conecta a su Xbox

4. Sople aire comprimido en el puerto HDMI de su Xbox

Luego intente ver si su Xbox sigue apagándose todavía

Solución 3: Reemplace el cable de alimentación

Si su Xbox aún no se enciende o permanece encendida, es posible que la el cable de alimentación está defectuoso y necesita reemplazo (ver en Amazon). Tenga en cuenta estas especificaciones para asegurarse de comprar el cable adecuado para su Xbox:

1. Versiones de voltaje: solo 100-110 V, 220-24 V, 100-240 V.

2. El cable de alimentación debe cumplir con los requisitos de alimentación de su región.

3. El cable de alimentación debe ser nuevo

8. Xbox desactualizado

Otra razón común por la que su Xbox sigue apagándose es que la consola puede estar desactualizada. Xbox lanza actualizaciones al menos una vez al mes. Estas actualizaciones introducen nuevas funciones en Xbox y corrigen errores existentes en la consola.

Si su Xbox no está actualizada, es posible que no tenga los parches necesarios para corregir los errores que causan el problema de apagado.

Arreglar – Actualizar Xbox

Xbox está configurado para actualizarse automáticamente, pero esto puede fallar debido a problemas de red, actualizaciones interrumpidas o su Xbox no cumple con las condiciones para la actualización automática.

Para actualizar Xbox manualmente:

1. Asegúrese de que su Xbox esté conectada a Internet. Recomendamos usar un cable ethernet para esto.

2. Presione el botón Xbox en su controlador

3. Seleccione Perfil y Sistema

4. Seleccione Configuración

5. Seleccionar sistema

6. Seleccione Actualizaciones y Descargas

7. Seleccione Consola de actualización

Para configurar Xbox para que se actualice automáticamente, debe habilitar Instant-on. Esto es para permitir que las actualizaciones se descarguen e instalen en segundo plano:

1. Presione el botón Xbox en su controlador

2. Seleccione Perfil y Sistema

3. Seleccione Configuración

4. Seleccione General

5. Seleccione el modo de energía y el inicio

6. Seleccione Modo de energía y configúrelo en Instant-on

7. Pulsa el botón B para volver a Ajustes

8. Seleccionar sistema

9. Seleccione Actualizaciones y Descargas

10. Marque la casilla para mantener mi consola actualizada

11. También marque la casilla para mantener mis juegos y aplicaciones actualizados

9. falla

Si su Xbox sigue apagándose incluso después de reemplazar el cable de alimentación y realizar todos los demás pasos anteriores, entonces es posible que su Xbox haya tenido una falla grave que puede requerir un restablecimiento completo o de fábrica.

A medida que usa su Xbox a lo largo del tiempo, es posible que haya cambiado la configuración, jugado juegos o usado su Xbox de una manera que Microsoft no recomienda, lo que hace que su Xbox no funcione correctamente.

Deberá actualizar la consola o borrar por completo todos los datos para resolver el problema. Realice estos pasos uno tras otro e intente usar Xbox después de cada paso:

Arreglo – Consola de reinicio completo

1. Encienda la consola.

2. Presione el botón Xbox en su controlador para abrir el menú

3. Seleccione Perfil y sistema

4. Seleccione Configuración

5. Seleccionar sistema

6. Seleccione Información de la consola

7. Seleccione Restablecer consola

8. Seleccione Restablecer y Conservar mis juegos y aplicaciones

Este es el primer paso a seguir para el proceso de solución de problemas. Este proceso restablecerá el sistema operativo de Xbox, eliminará todos los datos corruptos y conservará sus datos.

Si este restablecimiento completo no resuelve el problema del apagado de su Xbox, entonces deberá realizar un restablecimiento completo de fábrica.

Solución 2: consola de restablecimiento de fábrica

1. Encienda la consola.

2. Presione el botón Xbox en su controlador para abrir la guía.

3. Seleccione Perfil y sistema

4. Seleccione Configuración

5. Seleccionar sistema

6. Seleccione Información de la consola

7. Seleccione Restablecer consola

8. Restablecer y eliminar todo.

Si su Xbox se ha estado apagando debido a un archivo o corrupción del sistema, entonces un restablecimiento de fábrica seguramente lo solucionará. Sin embargo, perdería todas sus aplicaciones y juegos.

Solución 3: restablecimiento de fábrica usando una PC

Algunos usuarios informaron que no pueden realizar un restablecimiento de fábrica porque la Xbox no permanecerá encendida el tiempo suficiente para completar el proceso. En ese caso, puede usar su PC para restablecer su Xbox y resolver el problema.

Siga los pasos a continuación cuidadosamente para restablecer usando la PC:

Requisitos:

  • Una ordenador portátil con sistema operativo Windows
  • conexión a Internet
  • Unidad flash USB sin archivo y con al menos 4 GB de espacio, y formateada como NTFS. Tenga en cuenta que todos los demás formatos, como FAT32 y exFAT, no funcionarán para este proceso.
LEER
Cómo obtener Me gusta ilimitados en Tinder

Si su USB está formateado con el FAT32 normal, vuelva a formatearlo a NTFS siguiendo los pasos a continuación:

1. Conecte la unidad USB o el dispositivo de almacenamiento externo a su PC.

2. Abra el Explorador de archivos.

3. Haga clic derecho en su unidad USB o dispositivo de almacenamiento externo.

4. En el menú emergente, seleccione Formato.

5. En el menú desplegable Sistema de archivos, seleccione NTFS.

6. Seleccione Iniciar para comenzar a formatear.

Luego continúe con los siguientes pasos para restablecer su Xbox

1. Conecte su unidad flash USB al puerto USB de su PC

2. Descarga el archivo para reiniciar tu Xbox

3. Vaya al archivo zip descargado en su PC, haga clic derecho sobre él y seleccione Extraer todo

4. Copie el archivo $SystemUpdate de los archivos extraídos en la unidad flash USB vacía y expulse la unidad.

5. Si su Xbox está usando una conexión por cable, desconecte el cable de la consola en este punto

6. Apague su consola si todavía está encendida, luego desconéctela de la fuente de alimentación

7. Espere 30 segundos, luego vuelva a conectar el cable a la fuente de alimentación

8. Conecte el USB con el archivo de reinicio en el puerto USB de su Xbox

9. Mantenga presionado el botón Emparejar ((( y el botón Expulsar en su consola

10. Luego, presione el botón Xbox

12. Luego, mantenga presionados los botones Emparejar y Expulsar durante 15 segundos.

13. Nota: si su Xbox no tiene el botón Expulsar, simplemente presione el botón Emparejar solo para los pasos anteriores.

14. Espere hasta que escuche dos tonos de encendido. Si no escuchas estos dos tonos con un par de segundos de diferencia, entonces el restablecimiento ha fallado

15. Después de los dos tonos, suelte los botones Emparejar y Expulsar

16. Espere hasta que se inicie la consola, luego desconecte la unidad flash USB

17. Siga las instrucciones en pantalla para completar el proceso de reinicio

10. Xbox defectuoso

Algunos usuarios han descubierto que incluso después de restablecer la configuración de fábrica de Xbox, la consola continúa apagándose de forma intermitente por sí sola. Si este es tu caso, es muy probable que sea una indicación de un problema de hardware en tu Xbox.

Es posible que el procesador o la placa base esté defectuoso y requiera la experiencia de un técnico para repararlo o un reemplazo total.

Arreglar – Consola de reparación

Para reparar su Xbox, recomendamos encarecidamente pasar por los canales oficiales. Esto proporciona una mejor garantía de una reparación adecuada que el uso de reparadores de terceros.

1. Registra tu Xbox aquí – support.xbox.com/en-US/help/hardware-network/warranty-service/register-your-product

2. Inicie sesión aquí para comprobar el estado de la garantía de su Xbox support.microsoft.com/dispositivos

3. Si su dispositivo aún está en garantía, puede obtener una reparación gratuita de su Xbox. Sin embargo, los términos y condiciones de la garantía dependen en gran medida de dónde haya comprado su Xbox.

Puede revisar los términos para su ubicación aquí support.microsoft.com/en-gb/windows/warranty-and-protection-plan-terms-conditions

4. Si su dispositivo ya no está en garantía o no es elegible para una reparación gratuita, se le notificará el costo cuando inicie sesión aquí account.microsoft.com/devices/select-device-for-repair

Sin embargo, si no puede acceder a Microsoft para una reparación, busque un reparador de confianza en su área. Tenga en cuenta que su Xbox es un dispositivo complejo y delicado, no debe arriesgarse con su reparación.

Solución 2: reemplazar la consola

Si no puede reparar su Xbox, le recomendamos que obtenga uno nuevo en su lugar (ver en Amazon). Tenga en cuenta lo siguiente al comprar Xbox:

Esto garantizará la calidad y garantizará que esté cubierto por la garantía.

  • Registre su dispositivo una vez que lo compre
  • No utilice ningún accesorio fuera de los que vienen con su Xbox

Solución 3: póngase en contacto con Xbox

Si comprar una nueva Xbox no está entre tus planes, puedes contacto xbox para obtener ayuda sobre el problema al que se enfrenta. Es posible que tengan una solución que funcione para su dispositivo en particular que no hemos cubierto en este artículo.

usted también puede llegar a ellos a través de Twitter.

¿Por qué mi Xbox sigue apagándose cuando juego un juego?

La principal razón posible por la que su Xbox sigue apagándose cuando juega un juego es que su Xbox se está sobrecalentando. Cuando su Xbox realiza una función que consume mucha energía, como jugar un juego, la consola genera calor. Por tanto, si notas que tu Xbox solo se apaga cuando juegas, es muy probable que se esté calentando demasiado.

Para mantener la consola fresca:

  • La pasta térmica debe cubrir el circuito correctamente y reemplazarse cada dos años.
  • El ventilador tiene que estar funcionando correctamente.
  • Su Xbox debe estar en un área bien ventilada
  • Tu Xbox no debe estar bajo la luz solar directa.
  • Tu Xbox no debe estar en un compartimento pequeño. El espacio libre en todos los lados de la Xbox debe ser de al menos 6 pulgadas
  • Tu Xbox no debe estar cerca de ningún dispositivo que emita calor
  • Su Xbox no debe estar sobre una superficie blanda, como una cama, una alfombra o un sofá.

1. Juego defectuoso: el juego hace que Xbox se sobrecaliente

Si nota que su consola Xbox se sobrecalienta y se apaga cuando juega juegos específicos, no es porque los juegos estén defectuosos. Más bien, se debe a que consumen una gran cantidad de recursos en la CPU de su Xbox, lo que hace que se sobrecaliente.

Sin embargo, esto se puede evitar fácilmente si tiene una ventilación adecuada alrededor de su consola. Cada juego de Xbox es examinado por Microsoft para comprobar su compatibilidad con la consola. Por lo tanto, son las demandas de energía y recursos del juego las que están causando que su Xbox se sobrecaliente y no un defecto.

También tenga en cuenta que, incluso si tiene una buena ventilación, la pasta térmica que enfría el procesador debe cambiarse cada dos años. Si no, el sobrecalentamiento seguirá ocurriendo con los juegos que usan mucha potencia de procesamiento.

¿Por qué mi Xbox One se apagó sola y no se enciende?

Si su Xbox se apagó por sí sola y no se vuelve a encender, lo más seguro es que se trate de un problema de alimentación en la consola. Estas son algunas de las posibles causas:

La consola no está correctamente enchufada – Cuando encuentre este problema, primero asegúrese de que el cable de alimentación esté correctamente enchufado en la consola y firmemente enchufado en el tomacorriente de la pared.

Tienes una mala toma de corriente – Después de asegurarte de que la consola está bien enchufada, verifica si la falla está en el tomacorriente de la pared. Use otra toma de corriente para probar y ver si su Xbox vuelve a encenderse. No use una extensión o un protector contra sobretensiones para conectar su consola Xbox.

La fuente de alimentación interna está en espera – Si conecta la consola y el indicador LED se enciende pero la consola no enciende, es posible que la fuente de alimentación interna de la consola Xbox esté en espera.

Restablece el suministro desconectando todos los cables de la consola, la toma de corriente y la fuente de alimentación. Espere 15 segundos y luego vuelva a enchufarlos. Luego encienda su Xbox con el botón de encendido de la consola

El disyuntor de la fuente de alimentación se rompió – esto tiene que ver con la conexión eléctrica en su ubicación. Tendrías que llevarlo a revisar por un electricista

La placa base está defectuosa – Si la placa base de la Xbox está defectuosa, es posible que el indicador LED ni siquiera se encienda cuando la conecte. Una vez que haya confirmado que la fuente de alimentación y los cables de alimentación funcionan correctamente, es posible que deba llevar su Xbox a un reparador. para comprobar la placa base en busca de posibles defectos.

La publicación ¿Por qué mi Xbox sigue apagándose? (23 arreglos) apareció primero en Techzillo.